Por sus derechos, por un buen trato

Por sus derechos, por un buen trato

viernes, 22 de mayo de 2015

Colectivo de organizaciones exige prohibición total del castigo corporal contra niñas y niños

  • Experto internacional sostiene que el castigo físico y humillante debe prohibirse con norma específica

Integrantes del Colectivo Interinstitucional por los Derechos de la Niñez y Adolescencia
Integrantes de diversas organizaciones de sociedad civil vinculadas a la promoción de los derechos de la niñez se reunieron para analizar los mecanismos y acciones necesarias para la protección de miles de niñas, niños y adolescentes, quienes, bajo la modalidad del castigo, son víctimas de agresiones propinadas por sus propios padres, madres y otros familiares.

Para esta finalidad, las organizaciones, agrupadas en el Colectivo Interinstitucional por los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes “Vota por la Niñez”, coordinado por la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, dialogaron con el experto internacional Peter Newell, coordinador de la Iniciativa Global para poner fin al Castigo Físico y Humillante de niñas, niños y adolescentes, quien señaló la necesidad de la aprobación de una ley específica que prohíba de manera expresa toda forma de castigo físico y humillante hacia niñas, niños y adolescentes. “El propósito es darle un mensaje muy claro a los padres y a toda las sociedad de que ya no es aceptable golpear a un niño, como tampoco lo es golpear a nadie más”, afirmó.


El especialista explicó que con la aprobación de una norma específica y corta, que vaya acompañada de educación pública dirigida a las personas adultas así como a las niñas y niños, se puede lograr cambios muy rápidos de actitudes tradicionales y prácticas violentas hacia la niñez. Recordó que en el año 1979, Suecia fue el primer país que prohibió de manera específica toda forma de violencia para lo cual impulsó campañas de difusión y educación “en solo un año más del 90 por ciento de la población sabia acerca de la ley”.


 De la misma manera resaltó que no se puede permitir ninguna forma de castigo corporal o humillante porque se debe respetar la igualdad de los derechos humanos de la niñez, “los niños son más vulnerables al impacto de la violencia que otras personas” sostuvo.

Las representantes de las organizaciones exhortaron a los poderes Legislativo y Ejecutivo a impulsar una norma específica con estas características debido a que facilitaría su difusión. Recordaron que este pedido ya fue realizado en el mes de febrero tanto a la presidenta del Congreso Ana María Solórzano, como a la titular del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Marcela Huaita. 




Lima, 19 de mayo de 2015